Nueva sección: Cuentos Venusinos.

Comparte este post

En medio de un país agónico, cubierto de mantos violentos de los distintos sectores, que claman por un lema de No más violencia que ni siquiera ellos/as poseen. Nublando la vista de lo realmente importante, perdiendo energía mal canalizada y des-uniendo en vez de unir a un pueblo.

Este escenario provocador de las angustias y pesadillas de todo un país que no para, que no calla, que despertó!  Con la incertidumbre hecha carne, hipersensibles a todo, con la agresividad a flor de piel debido a los altos montos de ansiedad y estrés, cansados de las injusticias, del robo de las AFP, de una deficiente y dañada educación, de una pobreza en la salud, de un país contaminado, de regiones maltratadas y olvidadas, de hacinamientos, y un sinfín de etc. y ahora la visita de un extranjero virus llamado Sars-Cov-2.

Tras bambalinas me encuentro sumergida en mis fantasías sensuales, ardientes, suculentas y gozosas. Deseosa de más y más de esos fugaces encuentros que erizan mi piel, me transportan a un lugar lejos de esta vorágine salvaje social, política y cultural.

Mi sangre hierve profusamente, inquietante induce ardientes latidos en distintas regiones de mi templo. Entre mis muslos sobreviene una obstinada huella de un salvaje visitante que succionó el elixir de mi cálida y húmeda cueva, la que espera deseosa por un nuevo encuentro. Es que ya no me conformo con mis juegos sexuales “a solas”, me falta tu calor, tu piel, tu respiración, tus manos tomándome. Extraño tu mirada perdida en el contorno de mi piel.

Y es que acaso no te bastó con comerme que, ahora intentas arrancar mi piel??… eres un salvaje que busca satisfacer sus instintos primitivos…me vuelves loca!

 

Toma-me

Ata-me

Quiere-me

Cobija-me

Muerde-me

Acaricia-me

Moja-me

Busca-me

Lleva-me

A tu lugar favorito

 

Quiero ser tu lugar favorito, donde puedas encontrar el cobijo y olvidar por unos instantes el aciago cotidiano. Es que acaso no lo puedes ver? abre tus ojos-corazón y vuela a mi lado. 

 

Deja una respuesta