Los caminos de la vida.

Compartir es amar.

Cuando comencé a vivir de acuerdo a mis creencias espirituales, siempre busqué entender como el universo nos pone una y otra vez, en situaciones en las cuales nos hace aplicar lo vivido, como que nos pasa una prueba para ver si aprendimos la lección o no.

La verdad es que el ser humano es soberbio por naturaleza, y siempre cree saber o tener la última respuesta para todo; y me atrevería a decir, que siempre decimos que aprendimos la lección y nunca más volveremos a cometer los mismos errores. Pero como la misión de encarnar significa vivir distintas encarnaciones para poder ascender espiritualmente para así poder aprender la lección recibida, nos pone una y otra vez la misma situación para ver si realmente lo entendimos o no.

Y casi siempre tropezamos con la misma piedra. Casi siempre reprobamos la lección, porque creemos saber que aprendidos de nuestros errores, pero sólo sabremos si esa aseveración es verdad, si nos volvemos a encontrar con aquello que nos hizo daño en alguna oportunidad. 

Quisiera creer que estamos listos para poder decir: si aprendí de corazón mi lección. Pero la verdad, es que el ser humano tiene la capacidad única de enredar la vida y ponerla de cabeza, cuando la vida es tan simple de vivirla. Cada vez que digo esto, la gente comienza inmediatamente a decir que estoy equivocada y que la vida es difícil y terrible. Pero no es así, cada decisión que tomamos, hace que nuestra vida pueda ser un paraíso o un verdadero infierno. Entonces, esta mas que claro que nuevamente la decisión de vivir una vida feliz y plena, esta en nuestras manos y no en los azares del destino, como solían decir nuestras abuelas. Nuestra verdadera felicidad está en la toma de decisiones conscientes que tenemos que hacer, para lograr la felicidad. El problema esta en lo siguiente: ¿estamos en condiciones realmente de asumir las consecuencias de nuestros actos? 

Les dejo esa pregunta.

Les envío a todos un gran abrazo. 

Carolina Bravo Pavez

El Camino del Yo

Deja una respuesta