ESTABILIDAD Versus LIBERTAD

Compartir es educar

A lo prometido cumplido… en el post anterior les dije que les compartiría la manera en que trabajé con la polaridad estabilidad v/s libertad.

Les comento que, esta pequeña pero potente técnica, la pueden usar en otras polaridades que hayan descubierto en si mism@s.
Los invito a continuar leyendo!!!

Después de varias incomprensiones, incomunicaciones y hasta malas interpretaciones es que me ilumine y entendí que para continuar con el aprendizaje de amar (me), era necesario trabajar con la polaridad de la estabilidad/libertad, para conocer esas partes de mí en profundidad y así vislumbrar sus sombras y sus temores a no entregarse. Lo hice a través de un ejercicio gestáltico llamado: la silla vacía.

Los invito a que lo realicen, ya verán la magia que ocurre después de eso. El amor y la compasión hacia un@ mism@ se fortalece, crecen como las raíces de un árbol, anclándote a la tierra, sintiéndote segur@, contenid@ y amad@. List@ para emprender una fresca aventura, sol@-en el auto-amor- o acompañd@-compartiendo parte de ese auto-amor con un otro-.

Para realizar este ejercicio deberás tener lo siguiente:

  • Dos sillas
  • Un cuaderno
  • Lápiz
  • Tu amorosa conciencia

Comencemos!

Pones las sillas una frente a otra. Debes definir con cual polo quieres comenzar a trabajar primero. Una vez decidido, te sientas en una de las sillas y conversas con el polo que elegiste comenzar a trabajar. Le puedes hacer las preguntas que te surja hacer, yo hice estas:

¿Cómo es la estabilidad?

¿Qué obtengo? ¿Qué pierdo?

¿Qué me da miedo de esta polaridad? ¿Cuál es el dolor presente en ella?

De esta manera iba tomando notas de todo lo que me respondía  esa polaridad. Una vez que sientas que ya has concluido con esa polaridad, cambias de silla. Y haces lo mismo con la otra polaridad.

Luego de pie entre ambas sillas, puedes, si lo deseas, cerrar tus ojos y colocar ambas manos en tu corazón y sentir como ambas polaridades co-habitan en ti en un perfecto equilibrio, si lo sientes te puedes dar un auto-abrazo como abrazando a tus polaridades y decir en voz alta “abrazo a cada una de Uds., las abrazo integrándolas en el centro de mi alma, para permitirles salir cuando así sientan en una danza armoniosa de compasión y amor a mi mism@, agradezco la existencia de Uds. pues me han enseñado que es posible andar por el camino del medio”.

Si has llegado hasta acá, creo que deberás intentar este ejercicio. Dale!!! Hazlo con amor y compasión

Abrasoles

Deja una respuesta