El amor en tiempos de Pandemia

Te invito un vino (virtual)

El amor en tiempos de pandemia.

Hasta que me quedé quieta…y surgió la magia de manera insospechada. Pude entrever que al escuchar y sentir el pulso de mi alma, lo que buscas deja de impacientarte porque en algún momento, en ese preciso momento en que, sientes que ya estás preparada pero sólo dedicas tu vida a vivirla en la quietud de un océano conquistado, te encuentra.

De manera espontánea nace una tímida  invitación a conocer lo que hay dentro del vehículo humano y así, virtualmente, ambos coincidimos en que el encuentro fue como uno de aquellos presenciales, de esos que hace meses no se tiene. Disfrutando de una familiar sensación de completa gratitud y de deseo de extender por más tiempo esta primera cita. Sin embargo, ya eran las 3 a.m., con algunas (varias) copas en el cuerpo, nos habíamos pasado toda la noche contemplando y admirando lo que nuestras almas dejaron ver, sin miedo a ser… ambos sentimos esa conexión que traspaso la barrera de la pantalla de un celular…

Y después de esto? Nos veremos? Quiero que estés acá!

No importa el lugar, lo que importa es que queramos.

Así nace una historia, que trae de antemano un misterioso desafío, tras bambalinas de la tragedia humana que vivimos todo un planeta, a pesar de lo que este tipo de experiencias despierta en el alma o en la inconsciencia de las personas, me lo quiero tomar con calma, con esa calma que posees al saborear ese amado postre que te llena de múltiples y variadas sensaciones físicas, mentales y emocionales…espero de verdad hacerlo bien! ahora sí que sí! jejejeje

Un par de horas antes del inicio del solsticio de invierno, el inicio de un nuevo ciclo, el renacer de la vida para nuestros pueblos originarios, será acaso que los rezos que constantemente elevo al Padre Sol, a la Madre Tierra han sido escuchados? Pues, estoy dispuesta y abro mi corazón a recibir la abundancia de la maravilla que nos rodea, que a veces no logramos ver porque es sútil y porque también pasa en que muchas veces las personas asocian abundancia solo a lo material, en específico a tener mucho dinero y para mí la abundancia trasciende a lo material, la abundancia está presente también en las personas que llegan a tu vida, en la Tierra, en el centro de tu hogar, justo ahí donde se siente ese calorcito. Pero por sobre todo está en las personas, en tu familia, amistades, en los que se fueron, en los que llegan, en una invitación a tomarse un rico vino, aunque sea virtual 🙂

Si eres de esas almas que han tenido desilusión tras desilusión, esas que dejaron de tener esperanza en que algo bueno puede pasar en tu vida, sobre todo en estos duros tiempos, si eres de esas almas, a tí te digo con humildad y desde el amor

Abre tu corazón

Pero ábrelo sin miedo

Ábrelo sin juicios

Ábrelo a cambiar tus viejas creencias por otras nuevas

Ábrelo para amar y ser amad@, porque te lo mereces! A qué otra cosa, sino a amar, hemos venido a este plano material?!!

Qué esperas?!!

 Te dejaré una pregunta por acá para que flexiones durante este dia… ¿Qué parte de ti es la que tiene que morir, para que surja la magia del cambio?

Abrasoles

Deja una respuesta