Estimad@s amig@s, hoy les quiero compartir una ciencia que ha transformado la forma de pensar de la humanidad por mucho siglos.  pero necesito que estés preparado y atento a la comprensión, que te abras a pensar de manera diferente, recibir herramientas que han estado allí desde mucho tiempo pero que no has podido usar a tu beneficio solamente porque no creemos o ignoramos el potencial de cada uno bajo la lupa de esta idea.

 

Has oído la siguiente frase: Las ciencias no tienen nada que ver con asuntos de fe, las ciencias y la fe no son compatibles. Hay una falta a la verdad en este argumento, desde los primeros humanos que fueron capaces de interpretar el mundo y desde el asombro crearon nuevas ideas, crearon arte y cosmovisiones asombrosas , mejoraron su calidad de vida, que hemos logrado como especie una hazaña inigualable, lograr comprender la naturaleza en su amplio sentido y en ciertos aspectos poder explicarla.

Ciencia Y fe

Ciencia y fe

Este proceso es esencialmente un proceso científico.

Los niños, creadores, gente comun como tu y yo cada día hacemos ciencias, mas allá de un laboratorio, hacemos ciencia holística si, ciencias del espíritu.

El aforismo griego “Conócete a ti mismo” (que en griego clásico es γνῶθι σεαυτόν, transliterado como gnóthi seautón) estaba inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, según el periegético Pausanias y es precisamente el proceso de introspección de descubrimiento interno que nos permite deducir y contemplar el mundo que nos rodea. muchas religiones y filosofías funcionan bajo esta premisa y nuestra vida diaria no está exenta de este proceso.

Pero para conocer un poco mejor de esto debemos saber ¿Qué son las Ciencias del Espíritu?

Wilheim Dilthey

Wilheim Dilthey

Wilheim Dilthey Fue uno de los precursores de este pensamiento y fue el que acuñó la idea de Ciencias del Espíritu, él creía fuertemente que los métodos científicos duros y empíricos no resultaban suficientes para comprender la generalidad del fenómeno humano ni mucho menos de la existencia. Te invito a leer más en el enlace.

Aunque los alcances de la Ciencias del Espíritu se ampliaron gracias a la mecánica cuántica y la reinterpretación de las ciencias antiguas como la geometría sagrada, no deja de estar esencialmente cerca de lo que Dilthey planteaba, es decir se requiere de un esfuerzo extra para lograr comprender las amplias manifestaciones de la naturaleza.

 

 

 

Ciencias del espíritu o ciencias humanas, son un concepto epistemológico que designa a un extenso grupo de ciencias y disciplinas cuyo objeto de estudio es el ser humano en el aspecto de sus manifestaciones inherentemente humanas, esto es el lenguaje verbal en primer término, el arte, el pensamiento y en general, la cultura y sus formaciones históricas. El término de Ciencias humanas se opone y, por otra parte, complementa al de Ciencias naturales o físico-naturales.

En su versión de desarrollo moderno, es el cuerpo de conocimiento que forma una visión amplia y holística de los fenómenos de la naturaleza material e inmaterial. A través de este, le permite al observador, conocer el mundo y descifrar sus secretos más profundos.  Podríamos definirla también como una forma de descubrir y asombrarse por los fenómenos de la existencia y la naturaleza, usando la emoción la imaginación como motor para descubrir y explicar lo que se observa y siente. Es sentirse vivo y profundamente humano a medida que caminamos en este mundo. Hay mucho de espiritual en esto ¿Verdad?

Se nos ha hecho creer que existe un divorcio entre las ciencias y la espiritualidad, una brecha infranqueable que separa al ser espiritual del duro método científico.  ¿Sabías que esta distancia no existe?, es falsa.

Un científico, según la creencia popular, es un personaje lleno de fórmulas matemáticas complejas de bata blanca encerrado en un laboratorio. Nada más lejos de la realidad, un niño es un científico y un terapeuta también.

Los antiguos maestros iluminados, chamanes, Machis, profetas, filósofos, doulas, sabios, pintores, escritores, músicos polímatas, artesanos y constructores, Kabbalistas y un largo etcétera, son con toda propiedad, verdaderas personas de ciencia.

Ellos descubrieron en sus observaciones, los misterios ocultos de la naturaleza y de esta forma lograron crear métodos complejos expresados bajo símbolos matemáticos y geométricos.

Crearon rituales y esbozaron un pensamiento holístico, al que hoy conocemos como ciencias.

Crearon civilizaciones complejas donde podían explicar su universo interior y exterior, el físico y el espiritual. Así su vida tuvo sentido, creando evolución y cosmovisión. Con estas prácticas lograron proezas increíbles, desde mega construcciones, hasta métodos de sanación y de autoconocimiento profundo. Lograron comprender la fuente creadora y establecieron las grandes doctrinas de pensamiento que existen hasta el día de hoy.

Desde los albores de la escritura, hasta la aparición del internet, ha existido una fuerte conexión escondida entre las culturas de forma universal que sólo las ciencias del espíritu pueden explicar y que se ha mantenido oculta por siglos. Hoy gracias a la globalización esta conexión se ha vuelto evidente.

Cómo podemos hacer que esta información nos ayude en nuestra vida diaria?

1.- Juicios y prejuicios

Debemos minimizar los juicios sobre las cosas y las situaciones que nos apremian dia adia y  buscar comprenderlas en su sentido universal y esencial.

De esta manera comenzaremos a dejar los prejuicios de lado y pasaremos de un estado reactivo a uno de respuesta clara e inteligente.

2.- Contemplar las cosas varias veces hasta lograr un cambio de paradigma

Esto nos permitirá integrar una nueva información respecto de las cosas, una información tan nueva que nos permitirá ver todo lo que vemos a diario con nuevos ojos haciendo que el universo nos de nuevas posibilidades de desarrollo.

3.- Ser conscientes de las leyes de causa y efecto

Esto nos permitirá comprender que necesariamente somos un efecto de todo lo que emprendamos en la vida, suena fuerte y predeterminado, pero piensa un poco, por ejemplo: quieres estudiar una carrera que te permita ganar el suficiente dinero para llevar una vida saludable. Esto te convierte en un efecto donde la causa es la carrera universitaria o técnica, en vez de ser la causa que permita que esto sea posible.

4.- Sentir la vibración que lo mueve todo

Una premisa universal es que todo vibra. desde tus pensamientos hasta las rocas que vemos en las playas, todo absolutamente todo vibra. si, la humanidad ha logrado comprender la naturaleza de la vibración y la ha expresado en códigos lingüísticos como los nombres. al aplicar y comprenderlas podemos ver y oír de manera vibracional el mundo que nos rodea y vivir de manera armónica con nuestro entorno.

5.- Respondemos a la termodinámica

Nuestra vibración emite energía esta no se transforma ni se pierde, es decir siempre ha estado allí, nuestra naturaleza nunca ha de desaparecer. Al ser energía somos calor y este calor tiende a subir, es por eso que tenemos la tendencia a querer elevarnos. Nuestro cerebro en una planta energética súper poderosa que crea realidades con una energía ilimitada que tiende a subir.

[divider style=”solid” top=”10″ bottom=”10″]

Es hora de unir la mente con el corazón, Las ciencias y el espíritu. Si eres una persona inconformista que te gusta descubrir, tenemos un curso de formación es para ti. Si eres terapeuta y quieres reforzar o agregar esta fuente de conocimiento universal, este curso también es para ti.

Podrás comprender desde la perspectiva universalista y científica las herramientas necesarias del conocimiento que nos ha vuelto seres increíbles. Podrás también explorar los mundos materiales e inmateriales teniendo como base el pensamiento y emoción. Tendrás las herramientas para explorar explicar defender y argumentar las áreas de interés que tengas, sea lectura de oráculos, teología, filosofía, chamanismo etcétera. Te daremos las herramientas terapéuticas que formarán en ti una personalidad descubridora capaz de decodificar el mundo y empatizar de mejor manera con tus pacientes y llevar una mejor vida.